Ayudas municipales dignas

Desde Asón en Común Limpias – Seña creemos firmemente en la necesidad de la creación de una ayuda que asegure el derecho no sólo de los colectivos más desfavorecidos, sino de todas las personas a cubrir las necesidades mínimas que mantengan unas condiciones de vida dignas. Según el informe Estado de la Pobreza el 20% de la población cántabra está en riesgo de pobreza o exclusión social, un dato que nos impide quedarnos de brazos cruzados o conformarnos con repartir limosnas en un sistema cada vez más asistencialista propio de décadas muy anteriores.

En diciembre de 2015 ya propusimos a los demás partidos de la Corporación trabajar sobre una ordenanza que ayudara a sobrellevar los graves problemas económicos. Estudiamos normativas puestas en marcha en otros municipios, nos reunimos con los servicios sociales para orientar la finalidad de las ayudas y la posible demanda de una renta de este tipo en nuestro pueblo. Con toda esta información elaboramos una propuesta y concertamos una reunión de trabajo con el resto de formaciones municipales. Allí, el equipo de gobierno presentó una normativa de otro municipio como base y se debatió punto a punto para intentar llegar a un acuerdo. Se decidió que cada grupo aportara su propuesta para posteriormente debatirlas y consensuar una entre las agrupaciones. Sin embargo, hasta el día de hoy Asón en Común ha sido la única formación interesada en trabajar y elaborar una normativa que protegiera a los vecinos de un sistema económico devastador y excluyente.

El nuevo gobierno regional ha enviado una ordenanza estándar de ayuda de emergencia social para que sirva de referencia y se apruebe sin necesidad de reflexionar sobre cómo afectará a las usuarias de la misma. Casi un año después, se nos volvió a convocar a una reunión de trabajo para aprobarla. Como expusimos y votamos en el pasado pleno, estamos a favor de que exista una normativa que ayude a las personas en momentos de gran dificultad económica y mejor tener esta regulación que ninguna. Pero no evadimos la cuestión y la filosofía de nuestra propuesta nada tiene que ver con la aprobada. Creemos que las prestaciones que desarrolla la ordenanza son puntuales, parches que solamente subsanan la moral política, no afrontan los problemas estructurales que asolan a tantas familias, consiguen desorientar y desmotivar a las personas susceptibles de solicitarlas al perderlas en un mar de burocracia que solamente servirá para no llegar a la mayoría de quienes lo necesitan, además de humillar toda dignidad obligando a justificar cada gasto de techo, luz y comida.

Frente a ello, continuamos proponiendo una ayuda municipal progresiva que equipare las rentas más bajas al límite del umbral de pobreza porque, donde no llegan las instituciones estatales o regionales, deben estar las municipales garantizando el acceso a los bienes de primera necesidad, redistribuyendo la riqueza de la una manera más equitativa, solidaria y justa. Quienes conformamos esta agrupación estamos convencidos de que la calidad de vida de un pueblo se mide a través de sus derechos sociales y, por lo tanto, creemos que los presupuestos deben tener como prioridad a las personas, con especial sensibilidad hacia los colectivos más vulnerables: tercera edad, infancia, personas con diversidad funcional, etc. Para contribuir en esa mejora siempre estaremos dispuestos a trabajar en una normativa que nos aleje de la caridad institucional y nos acerque a una solidaridad vecinal donde de manera horizontal nos apoyemos dignamente.

 

Publicado en Limpias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*