¿Y era para esto?…. la política

El poder de las personasTocan a la puerta. Abres y aparece una persona muy bien vestida, simpática y con una sonrisa de anuncio. Te avisa de que no quiere venderte nada. Pero si tienes un minuto te va a explicar lo que no sabes. Además, te pide confianza, ella no se dedica a engañar a la gente: su trabajo es ayudarnos.

Esto que nos pasa casi a diario, y también por teléfono, es lo que se nos viene a la cabeza cuando leemos las noticias que estamos conociendo estos días:

Nos gusta reflexionar (o al menos intentarlo) sobre lo que hacemos. Y somos críticos con nuestras acciones, porque creemos que podemos y debemos hacerlo mejor. No es suficiente. Lo decíamos hace poco aquí mismo. Pero también es cierto que hay caminos que hemos elegido correctamente, y que ahora, con lo que leemos en la prensa, adquieren mayor importancia de la que le dimos en su día.

Ya casi no lo recordamos, y sólo hace poco más de un año, en la vorágine electoral de las municipales de 2015 la palabra Ganemos se tornaba como solución a los problemas de participación en la política municipal de personas como nosotras. Nos lo daban hecho todo. No habría problemas nunca. Debíamos tener confianza en ellos. No hacía falta que nos metiéramos en líos de formar agrupaciones electorales: menudo rollo, las firmas, el juzgado…

Tomamos la decisión, como otros grupos en otros pueblos de Cantabria y del resto del Estado, de participar activamente en política, en la nuestra, en la de nuestro pueblo, con nuestras propias fuerzas, con nuestros propios recursos y conocimientos.

Era un camino más complejo. Nos exigía mojarnos. En lugar de “dárnoslo hecho” teníamos que hacerlo por nosotros mismos. Asumiendo esa responsabilidad. Sabiendo que cometeríamos errores, pero que no podíamos dejar en manos de “otros” lo “nuestro”.

Es decir, las mismas razones que nos impedían participar con los partidos clásicos y sus estructuras de poder desplazadas de nuestros lugares de vida y necesidades, nos servían para no caer en la tentación de nuevas estructuras que amablemente podían solucionar nuestros problemas.

Ahora, cuando leemos estas noticias conseguimos reafirmarnos en aquella decisión que tomamos en Seña una soleada mañana: concurrir como agrupaciones independientes de vecinas y vecinos en cada pueblo del Valle del Asón en el que pudiéramos confeccionar una lista propia. El resto ya es conocido.

Pero prescindir de paraguas externos no quiere decir que no necesitemos ni queramos ayuda. La necesitamos, y mucha. Y no solo nosotras, sino todas las personas que hemos decidido esta fórmula de participación política. Por ello, las agrupaciones independientes que han obtenido representación municipal en esas elecciones de hace poco más de un año venimos reuniéndonos para compartir experiencias, y establecer redes de colaboración que nos permitan compartir conocimiento, esfuerzo, vecindad.

El tercer encuentro será en Limpias, y Asón en Común será el encargado de su organización probablemente durante el mes de agosto. Aquí te daremos cumplida cuenta de cuanto allí se debata. Porque, y una vez más, recuerda: tu participación es nuestra fuerza. No dejes que otros decidan por ti.

Publicado en Asón en común

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*